jueves, 1 de febrero de 2018

III - Carretera de Andalucía (La Plaza Mayor y el Arco de Cofreros)

A pesar de tener ese mismo nombre desde el s. XVII, la Plaza Mayor de Madrid ha sufrido cambios importantes desde entonces, sobre todo por culpa de 3 incendios ocurridos en los años 1631, 1672 y 1790.

En 1623, antes de que se produjera el primer incendio, el aspecto que presentaba la Plaza Mayor lo podemos observar gracias al pintor Juan de la Corte en este dibujo. No había arcos en las calles que confluían y las viviendas tenían 5 alturas:


En el primer incendio de 1631 la parte sur de la plaza quedó destruida con el resultado de 13 muertos y más de 50 viviendas afectadas. Fueron unas chispas del horno de una casa particular las que hicieron que se iniciara el incendio. Se lió tan parda que incluso Felipe IV y el Conde Duque de Olivares acudieron a la plaza para verlo en directo y dirigir las labores de extinción. Pero además, se les fue tanto la castaña que llevaron al lugar el cuerpo incorrupto de San Isidro, con la creencia de que su sola presencia terminaría felizmente con el incendio (la historia del cuerpo de San Isidro Labrador es muy interesante, por cierto).

El incendio de 1672 afectó únicamente a la Casa de la Panadería y fue el de 1790 el que afectó de lleno precisamente al lado desde el que parte nuestra ruta, comenzando el incendio en el arco de Cuchilleros y extendiéndose especialmente por todo el lado occidental de la plaza, llegando a destruir los edificios de la plaza y los colindantes a los mismos.


Manteniendo el diseño original de Juan de la Mora, Juan de Villanueva (Arquitecto Mayor de la Villa) fue el encargado de proyectar la restauración de la plaza en la que destaca la creación de los arcos (Cofreros, Cuchilleros, etc.) y también la construcción con materiales ignífugos diferentes a la madera, precisamente para evitar los casi "tradicionales" incendios de la Plaza. Las obras finalizaron en 1854.

La fecha de construcción del primitivo arco de Cofreros (llamado Arco Nuevo) que es donde se inicia nuestro largo camino hacia Andalucía, es un enigma. No he conseguido averiguar exactamente cuándo se construyó. Si bien es cierto que tras el último incendio Juan de Villanueva proyectó arcos para las calles que confluían en la plaza, un arco de salida a la calle Toledo ya existía antes del incendio. Y el arco que había antes, no es el mismo que podemos observar hoy en día.

En 1656, en el plano de Teixeira, se  comprueba que no existe tal arco en la salida de la calle Toledo:



Pero en 1700 y 1706, en los planos de Nicolás de Fer, ya aparece el "Arco Nuevo":


Se supone que ese Arco Nuevo, construido probablemente en las últimas décadas del siglo XVII, se fue a hacer puñetas con el incendio de 1790.

La historia nos permite vivir casi "eternamente" mirando hacia atrás en el tiempo, pero siempre hay un límite que no podemos traspasar por falta de documentación, planos, fotografías, etc. Esto da lugar a que sea nuestra imaginación la que navegue a través del tiempo, y este mismo caso creo que es el del "Arco Nuevo".

No obstante, del Arco de Cofreros sí hay fotos muy míticas, como esta del Madrid asediado por las tropas franquistas en la Guerra Civil española (1936-1939), con el "No pasarán":


O fotos tan maravillosas como estas, cuando los tranvías "habitaban" la Plaza Mayor (entre 1877 y 1956):










III - Carretera de Andalucía (La Plaza Mayor y el Arco de Cofreros)

A pesar de tener ese mismo nombre desde el s. XVII, la Plaza Mayor de Madrid ha sufrido cambios importantes desde entonces, sobre todo por c...